Por qué todos los hombres deben probar un aroma floral

Reflexiones del escritor de fragancias Nick Carvell

Más información

Reflexiones del escritor de fragancias Nick Carvell

Suelo culpar a mi padre por mi obsesión con las fragancias. Durante mi niñez, viajaba con frecuencia por motivos de trabajo y, cuando volvía tras unas semanas fuera, solía traerme un pequeño estuche de pequeños frascos llenos de los aromas para hombre del momento. Como alguien que acabaría escribiendo sobre fragancias, me siento afortunado por muchos motivos de haber tenido mi despertar olfativo durante los años noventa, unos años definidos por fragancias para hombre amplias y atrevidas, acompañadas de campañas publicitarias también amplias y atrevidas, y con un gran presupuesto, en las que los protagonistas eran hombres musculosos y de poderosas mandíbulas

en elegantes trajes moviéndose en entornos urbanos. Esta versión de masculinidad basada en la fuerza bruta, en el poder y en peinados perfectamente pulcros se veía respaldada por aromas con fuertes toques de almizcle, cítricos y ricas notas amaderadas. Un rápido vistazo a la lista de ingredientes de la mayoría de las fragancias más populares para hombre en la actualidad nos muestra que esta misma obsesión de cómo debería oler un hombre todavía nos persigue, y que otras notas, como florales y afrutadas, se descartan sin miramientos al considerarse algo inherentemente femenino. Y es necesario que esto cambie, porque nos estamos perdiendo lo mejor.

Por supuesto, no siempre ha sido así. Aunque hemos llevado fragancias durante miles de años, la clasificación entre fragancias “masculinas” y “femeninas” es una invención relativamente reciente, aprovechando el boom del marketing de masas de los años 50 y 60. Además, esta idea de que algunas notas son “masculinas” o “femeninas” no es igual en las distintas partes del mundo. Y las florales o frutales son ejemplos perfectos. Aunque notas como la rosa o la ciruela podrían clasificarse como intrínsecamente “femeninas” en los países de cultura occidental, las fragancias para hombre en Oriente Medio generalmente incluyen estos toques debido a los históricos lazos con la cultura árabe.

Muchos hombres alrededor del mundo nunca se han visto expuestos a estas notas florales y afrutadas. La sociedad y el marketing convencional han puesto a su alrededor un sutil cordón sanitario que dice “solo para chicas”. Sin embargo, merece la pena explorarlas, no solo porque nos ofrecen una forma de destacar en un mar de hombres que todos huelen igual, sino también porque, ahora que el sol de verano se desvanece en el horizonte, ofrecen un lienzo perfecto y versátil para despedir al calor estival.

English Pear & Freesia de Jo Malone London es un magnífico punto de partida para un viaje de exploración. Si su reacción inmediata a los aromas afrutados o florales es que serán dulces como la sacarina, deje que esta fragancia le haga cambiar de opinión. Limpias y elegantes, las notas de salida de pera y melón están matizadas con salpicaduras de fresias, rosas y ruibarbo que dan a la fragancia su característica sensación afilada. Del mismo modo que un oportuno toque de neroli o bergamota puede hacer que uno se sienta en una playa italiana, es difícil no verse transportado instantáneamente por esta fragancia a un huerto inglés: árboles mecidos por la suave brisa mientras se descansa sobre una manta bajo el sol de la tarde. Es brillante, estimulante, es justo lo que se necesita por las mañanas para salir a pelear en la gran ciudad un día más.

Y esto es lo que sucede con los aromas florales y afrutados: hay algo que hace que al llevarla uno sienta un aire de optimismo y promesa. Incluso si no está listo para hacer una inmersión total en una fragancia floral para el día a día, usar un Gel para Cuerpo y Manos English Pear & Freesia a primera hora de la mañana o encender una vela aromática en casa después de un duro día de trabajo le hará sentirse bien. Y de eso es de lo que debería tratarse. Olvídese de a lo que se suele creer que un hombre debería oler y pruebe algo inesperado, algo floral. Es posible que acabe sintiendo que ha conseguido sacar la mejor versión de usted mismo.

Por Nick Carvell

Comprar la historia