Eucalipto: Maravillas de la cima

Alegra el ánimo y despeja la mente.

Más información
Eucalipto: Maravillas de la cima

Aquellos que han observado desde lejos las Montañas Azules en Nueva Gales del Sur confirmarán la extraña neblina que rodea esta cadena montañosa. La niebla gris azulada es obra de los eucaliptos, que crecen en grandes cantidades en esta región. Estos árboles liberan pequeñas gotas de aceite que se mezclan con partículas de polvo y vapor de agua en el aire, y dispersan los rayos de luz para crear un tono azulado. Es por eso que las montañas recibieron su nombre. Una historia muy romántica, ¿no?

El aceite de eucalipto es puro y directo, famoso por sus supuestamente maravillosas propiedades antisépticas; se considera un potente bálsamo para mordeduras y picaduras de insectos. También se cree que es bueno para el cansancio mental, ya que alegra el ánimo y despeja la mente con su agradable y fresca fragancia mentolada. El compañero festivo ideal para sentirse revitalizado y como nuevo. El eucalipto es un árbol que produce unas flores curiosas sin pétalos y cuyo néctar se puede usar para elaborar un tipo de miel con sabor a mantequilla. Como un sabio apotecario, reconforta cuerpo y mente. Además, aunque este árbol perenne celebra la Navidad en el calor estival australiano, es todo un complemento para el invierno para nosotros en Jo Malone London.

Lo hemos combinado con pino para crear un aroma que anuncia el comienzo de la temporada festiva tanto como los cascabeles del trineo de Papá Noel. Pine & Eucalyptus es la esencia de la mañana de Navidad. Es una cálida chimenea encendida y villancicos en la nieve. Es una tarde oscura abrigados con una manta agradable. Puede que no sea una coincidencia que el aceite de eucalipto, con sus saludables propiedades descongestionantes, funcione de maravilla para tratar los enfriados. Venera al sol tanto como se alía con el invierno. Es un maestro medicinal que aporta frescura y limpieza a su alianza con el aromático y evocador pino. Si este detalle no nos te tiene en ascuas esta Navidad, nada lo hará.

Comprar la historia