A través de la viña

Cuentos de la viña

Más información
A través de la viña

No debe pasarse por alto el encanto de las uvas. Representadas colgando sobre las bocas de los adorados dioses, héroes, emperadores y reyes en el arte, cerámica, poemas, etc., son el símbolo de la opulencia, la decadencia y el deseo de más, y tan antiguas como la propia civilización. Gotas de tentación, fácilmente arrancadas de la viña que estallan de dulzura en un bocado.

En la mitología griega, Dionisio, el dios del vino, transformó a un antiguo amante en viña. De hecho, la mitología, el folklore y las religiones de muchas culturas tienen historias sobre el preciado regalo de la uva al mundo. Símbolo de la abundancia y la prosperidad, la antigüedad nunca podía saciarse de estas jugosas joyas. Se dice que las variedades rojas y negras son particularmente ricas en antioxidantes y vitamina C. Cultivadas desde el año 6000 AC, las uvas extienden sus tentáculos desde Egipto hasta Asia Menor, florecen en todo el Imperio romano y cautivan a todos aquellos que se cruzan en su camino con todas las formas que pueden adoptar.

La savia de las vides tradicionalmente la utilizaban los curanderos populares para calmar las dolencias de la piel y tratar las infecciones oculares, mientras que las hojas se aplicaban a las heridas para contener el sangrado. Como pomada antibacteriana y antiinflamatoria, se decía que aportaba luminosidad a la piel y que purificaba el hígado. Un verdadero ingrediente para todo.

Con una historia tan particular, es justo que las vides asuman un papel protagonista en nuestra nueva colección. Se dice que se cultivaron en los Jardines Colgantes cuando un noble rey creó un jardín especial para su amada reina lleno de exuberante vegetación. Un paraíso al que escapar, con sus cascadas resplandecientes y sus asombrosas y frondosas terrazas. Un lugar en el que se dice que los frutos de la viña se disfrutaban durante las recepciones sociales. Hemos combinado la inusual nota de vid entrelazada, amaderada con un toque de cálido ámbar y jugosas notas de uva con la frescura del ciprés. Un giro al clásico helecho. Una reinvención de un jardín perfumado, famoso en todo el mundo por su asombrosa belleza y creado como un gesto de inmenso amor.

Comprar la historia